El fino velo que separa la intimidad del paciente.

Alguna vez hemos tenido que ingresar en un hospital por la fatalidad de haber contraído una enfermedad, deteriorándose nuestra propia salud y normalmente la habitación que nos asignan es compartida con otro paciente. La separación entre camas ronda unos escasos 100...